viernes, 12 de diciembre de 2014

Físico:Exterior de una persona; lo que forma su constitución y naturaleza.





Querida mamá:

Soy Manuel, y me gustaría hablar contigo.
Ya tengo 4 años y comienzo a preguntarme cosas.  Curioseo, quiero saberlo todo.
 Este curso ya somos mayores, por eso tengo que contarte algunas cosas que serán muy importantes para mi futuro y el de vuestro hijo, ya que ser mi compañero será algo muy positivo en su futuro. Sin saberlo, está aprendiendo algo esencial, como son los valores morales: SOLIDARIDAD, TOLERANCIA, RESPONSABILIDAD, COMPAÑERISMO,  BONDAD, RESPETO Y AMISTAD. Por eso debo contarte  algunas cosas.


(mi antiguo look)

Ahora mis amigos me ven como  uno más, pero puede que se pregunten por qué soy más callado o porque a veces me tambaleo cuando pasan por mi lado, incluso por qué  mis ojos son así de rasgados. Aunque mi madre a veces me diga: "¡aaay mi chinitoo!",¡ no! no soy chino, no.

 No es necesario que hables a tu hijo sobre discapacidad o cromosomas. Ni siquiera yo sé su significado.  Con 4 años no puedo entender lo que  tienen mis células. 
Explicando, aunque sea de la mejor manera posible, "mi peculiaridad",  sin daros cuenta, me estaréis poniendo una etiqueta que tendré que llevar toda la vida. Yo me veo igual que mis amigos, aunque me de vergüenza hablar. Me gusta jugar, ir al parque, a las ludotecas, no me gusta hacer tarea, me peleo de vez en cuando con algún compi, imito todo lo que me gusta y de vez en cuando, digo palabrotas.



Veo a todos los niños diferentes.  Lola tiene el pelo rubio,es alta y de piel blanquita. Paco tiene la cara redondita y le encanta chivar cuando me porto mal. Jaime  es muy alto y tiene el pelo negro. David es rubio y se pone los pelos de punta con gomina.  
Yo, tengo los ojos achinados como mi padre y cuando me río los cierro y se me ven pequeñitos.  Creo que eso puede valer como explicación cuando  pregunten. Que cada niño tiene su físico y su propia personalidad. 


Sé levantarme sólo, consigo (aunque con dificultad) ponerme el baby, pero cuando voy al cole, sé que tengo a mi servicio a todos mis amigos, así que para ellos hago como el que no se hacer nada. Deben dejar que haga las cosas sólo.

Fui bebé, no siempre seré un niño. Creceré como todos, y gracias al trabajo que hago, seré un adulto y me valdré por mi mismo.


No soy especial pero si lo soy.
-Soy "especial" para mis padres, que me quieren y me hacen sentir el niño más feliz del mundo.
- Mi hermano Daniel también es "especial", y aunque aveces me robe el trono y se las dé de "graciosillo", es igual que yo.



-Soy "especial" para mi familia, para  la gente que me quiere.

 Si para tí también lo soy, es porque me he ganado tu aprecio.

Pero no me encasilles como niño especial, o como bebé, porque no soy del espacio. Soy un niño de 4 años, con una forma diferente  de aprender, con mucho trabajo por delante y obstáculos que superar.  

Soy igual que tu hijo, que tu sobrino o que el resto de mis compañeros de clase y a la vez todos somos distintos entre sí.


 ¡Hasta pronto, mamás!. Mmmuack

2 comentarios:

  1. Las palabras de Manuel SIEMPRE me llegan al corazón, hoy más que nunca... Ojalá que el día que yo tenga que explicarles a los compañeros de Diego, sepa hacerlo tan buen como tu, Manuel... Siempre es un regalo leerte Patry

    ResponderEliminar
  2. Madre mía este Manuel!!!! Cuanto vale!!!!.

    ResponderEliminar